EL DERECHO A JUGAR EN LA ESCUELA Y EN EL HOGAR

35265_1310710365

Muchos padres y maestros ignoran que JUGAR es un derecho de los niños, las niñas y los adolescentes. Y esto no es todo. Muchas veces castigan a éstos impidiéndole jugar, descansar o tener esparcimiento. Esto así, sin proponérselo violan un derecho de sus hijos y sus estudiantes.

La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño precisa que “los Estados parte reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas apropiadas para su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes”.

A l mismo tiempo, también hay acuerdo sobre que a jugar se enseña y a jugar se aprende, y que jugar favorece el desarrollo de las posibilidades representativas, de la imaginación, de la comunicación y de la comprensión de la realidad.